Jesús López de Lara

A pesar de no contar con experiencia, a un hombre se le ocurrió practicar el remo en una presa, para lo cual utilizó una embarcación inflable que recién había comprado. Eso estuvo a punto de costarle la vida, ya que repentinamente se volteó y ya no pudo salir a la superficie.
Afortunadamente, la oportuna intervención de elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, así como Bomberos del Estado y Bomberos Municipales de Jesús María, además de integrantes de la Coordinación de Protección Civil y paramédicos del Instituto de Salud de Aguascalientes, permitió salvarle la vida al imprudente deportista.
Fue el jueves por la noche cuando en el servicio de emergencias se reportó que una persona del sexo masculino había caído al agua de la presa “Abelardo L. Rodríguez”, que se ubica en el municipio de Jesús María y no podía salir a flote.
Cuando llegó el personal de emergencia y rescate encontraron a quien dijo llamarse Paolo, de 26 años de edad. Esta persona les manifestó que su amigo Jorge, de 31 años de edad, había ingresado a la presa a bordo de una pequeña embarcación inflable que había comprado con la intención de practicar el remo.
Sin embargo, repentinamente se volteó y ya no pudo salir del agua, toda vez que él mismo se había atado a la embarcación. Asimismo, señaló que por la falta de visibilidad ya lo había perdido de vista.
De manera inmediata, tanto los vulcanos estatales y municipales de Jesús María, así como integrantes de Protección Civil Estatal y Municipal, efectuaron las maniobras para localizar y poner a salvo a Jorge, quien fue detectado junto a su embarcación volcada.
Una vez que lo llevaron a la orilla de la presa, el joven fue atendido por los paramédicos quienes determinaron que a pesar de lo sucedido se encontraba en buenas condiciones de salud, por lo que no fue necesario su traslado a algún nosocomio.