En el municipio de Jesús María estuvo a punto de perder la vida un individuo que se encontraba en estado de ebriedad, ya que cayó a una cisterna de tres metros de profundidad, donde quedó atorado y con riesgo de sufrir una broncoaspiración.
Elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, además del H. Cuerpo de Bomberos del Estado, de la Coordinación Municipal de Protección Civil y paramédicos del Instituto de Salud del Estado de Aguascalientes intervinieron oportunamente y lograron salvarle la vida.
Los hechos se registraron en un domicilio deshabitado que se ubica en la comunidad J. Gómez Portugal, en el municipio de Jesús María.
El lesionado de nombre Ricardo, de 43 años de edad, decidió ingresar a dicho lugar para realizar una necesidad fisiológica. Sin embargo, por las condiciones en que se encontraba, cayó a la cisterna que estaba destapada, donde quedó atorado a unos tres metros de profundidad.
Sus gritos de ayuda alertaron a los vecinos, quienes reportaron lo ocurrido a los servicios de emergencia. Por lo estrecho del agujero, Ricardo quedó con las rodillas a la altura del pecho, lo que provocó que presionara su estómago y comenzara a tener problemas para respirar, además de que había riesgo de sufrir una broncoaspiración.
Luego de varios minutos de trabajo, finalmente los elementos del H. Cuerpo de Bomberos del Estado lograron ponerlo a salvo y, posteriormente, los paramédicos le brindaron los primeros auxilios, sin que afortunadamente requiriera de ser trasladado a algún nosocomio, siendo entregado posteriormente a sus familiares, quienes agradecieron el apoyo de todo el personal que participó para sacarlo ileso del aljibe donde cayó accidentalmente.