Un vecino de la colonia San Marcos fue localizado gravemente lesionado en el interior de un domicilio, luego de ser agredido con un arma blanca, además de presentar golpes en diferentes partes del cuerpo que le provocaron fractura de costillas y de cráneo.
Asimismo, aparentemente le rociaron ácido en el rostro, pues presentaba quemaduras, motivo por el cual fue trasladado de urgencia a recibir atención médica a un nosocomio.
Hasta el momento, se desconocen los motivos de la agresión y la identidad de los presuntos responsables, lo cual ya es investigado por elementos de la Fiscalía General del Estado, encabezados por el agente del Ministerio Público.
Fue ayer, a las 15:00 horas, cuando se reportó a los servicios de emergencia que, en el interior de un domicilio ubicado en la calle Pueblito, en la colonia San Marcos, se encontraba una persona del sexo masculino lesionada con arma blanca.
Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes fueron los primeros en atender el reporte y, al ingresar al domicilio, encontraron al señor Ricardo, de 37 años de edad, mismo que presentaba una herida por arma blanca en el costado derecho, por lo que solicitaron la presencia de los paramédicos para que le proporcionaran los primeros auxilios.
Minutos después, llegaron los técnicos en urgencias médicas, quienes se percataron que, además de la herida por arma blanca, presentaba probable fractura de arcos costales del lado derecho y fractura de cráneo, además de quemaduras en el rostro que le fueron provocadas, aparentemente, con ácido.
Debido a la gravedad de sus lesiones, fue trasladado de inmediato a un nosocomio para recibir atención médica, además de que no pudo proporcionar alguna información de lo sucedido o datos de los presuntos agresores.
Cabe destacar que la persona que hizo el reporte, de nombre Ricardo, de 47 años de edad, comentó que acudió al mencionado domicilio, ya que iba a realizar una negociación de compra-venta de un vehículo. Sin embargo, al momento de llegar, se percató de que la puerta principal estaba abierta y, tras asomarse, observó al ahora lesionado tirado en el suelo y sangrando, por lo que decidió llamar a los servicios de emergencia.
De estos hechos tomó conocimiento el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, quien encabeza las diligencias correspondientes a través de la trilogía de investigación.