Por poco cae

A una mujer le hicieron creer que tenían a una de sus hijas secuestrada y a punto estuvo de caer en una extorsión telefónica, aunque la oportuna intervención de policías preventivos de Asientos y policías estatales evitaron que cayera en el engaño.
Fue el pasado martes en que una mujer de 50 años pidió apoyo a oficiales de Seguridad Pública Municipal de Asientos, debido a que estaba recibiendo llamadas telefónicas de unos sujetos que dijeron ser integrantes de un grupo delictivo, quienes le indicaron que tenían secuestrada a su hija, una joven de nombre Esmeralda, de 24 años y que si quería volverla a ver con vida, tenía que depositarles una fuerte suma de dinero.
La mujer indicó que había intentado comunicarse con su hija, pero no había tenido éxito, por lo que temía que efectivamente hubiera sido plagiada.
Sin embargo, al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, se le pidió que ya no contestara el teléfono y tampoco hiciera algún tipo de depósito.
Al mismo tiempo, con apoyo de policías estatales y de la Policía Cibernética, los oficiales de Seguridad Pública Municipal de Asientos se dieron a la tarea de buscar a la joven, la cual más tarde fue localizada en la carretera federal No. 25, en los límites con el municipio de Loreto, Zacatecas.
La joven refirió haber recibido una llamada telefónica de un sujeto desconocido, quien le ordenó trasladarse a ese lugar, ya que si no obedecía las indicaciones iban a matar a todos sus familiares a quienes tenían vigilados.