Policía estatales lograron evitar una nueva extorsión telefónica, en donde a base de engaños una trabajadora doméstica era obligada a empeñar joyas de su patrona, quien supuestamente enfrentaba una emergencia.
El número de emergencia 911 atendió el reporte en el que solicitaban su intervención en un domicilio ubicado en las avenidas Miguel de la Madrid y Arroyo del Molino, toda vez que una mujer había recibido una llamada sospechosa y se encontraba muy nerviosa. Inmediatamente, policías estatales y municipales se trasladaron al domicilio en donde se entrevistaron con una mujer de nombre María Esther, de 43 años de edad, quien indicó que instantes antes había recibido una llamada del número 933-170-2509, en la que le hicieron saber que por órdenes de su patrona debía tomar algunas joyas, empeñarlas y posteriormente efectuar un depósito a una cuenta bancaria, lo anterior debido a que tenía una emergencia. Ella comenzó a buscar las joyas, sin embargo, la llamada le pareció sospechosa ya que durante los 8 años que lleva trabajando con ella nunca había ocurrido algo similar, por lo que decidió platicarle lo sucedido a una amiga, la cual se comunicó al 911 para solicitar la intervención de la policía.
Al conocer la situación, los oficiales se entrevistaron personalmente con María Esther indicándole que no efectuara depósito alguno, siendo indispensable que se comunicara con su patrona antes para verificar la situación, toda vez que se trataba de un nuevo modus operandi de las personas que se dedican a extorsionar. Luego de varios intentos, los oficiales lograron entablar comunicación con la propietaria del inmueble, quien refirió que ella no había dado ninguna indicación similar y no se había suscitado emergencia alguna, encontrándose en perfectas condiciones, por lo que desconocía quién pudo haber efectuado la llamada.
Finalmente, la afectada y la empleada agradecieron la intervención y orientación de la Policía Estatal y Municipal de Jesús María, ya que no se efectuó empeño ni depósito alguno.