Durante veinticuatro horas fue cerrado el Relleno Sanitario San Nicolás del Municipio de Aguascalientes al Centro Comercial Agropecuario por no estar regularizado en el pago de casi 6 millones de pesos por concepto del servicio de depósito de un promedio de 25 toneladas diarias.

Gerardo Palomino Macías, presidente del Consejo de Administración, aseveró que el costo por tonelada de basura depositada en el Relleno es de 850 pesos para este mercado, y de ahí la urgencia de que todos los condóminos aporten sus mensualidades, ya que acumulan 20 millones de pesos en saldos vencidos y con esos recursos se podría atender los compromisos contraídos.

El Centro Comercial Agropecuario paga 25 mil pesos diarios por este servicio de traslado de los desechos de perecederos y de otros residuos que no dañan al medio ambiente. Es urgente que se generen las condiciones para que este Condómino pueda avanzar en la construcción de su Biodigestor y aprovechar todos estos desechos para la generación de energía eléctrica.

Agregó que desde hace tiempo se ha querido avanzar en este proyecto, pero la exigencia en el pago del servicio del Relleno Sanitario por parte del Gobierno capitalino no ha menguado.

Gerardo Palomino comentó que sólo el 70% de los condóminos pagan en tiempo y forma sus cuotas de mantenimiento mensuales, agregó que una sola persona adeuda 500 mil pesos. El único pasivo que tiene el Centro Comercial Agropecuario es con el Relleno Sanitario, pero es una cantidad enorme que se genera día a día.

El Municipio alega que sólo cobra una determinada cantidad, pero no reconoce todos los gastos que se generan por la recolección y el levantamiento del suelo, traslado de la basura, la compra del diésel, los camiones que se trasladan hasta el tiradero capitalino, el salario y seguro social de los trabajadores y los choferes. El costo promedio es de 850 pesos por tonelada.

Por fortuna, el Gobierno capitalino aceptó reabrir el Relleno al aceptar los pagos de acuerdo con la posibilidad económica del Centro Comercial Agropecuario y de esta manera no provocar un problema mayor como una posible clausura de este mercado al concentrar decenas de toneladas que provocarían contaminación ambiental y el desabasto generalizado de alimentos en el estado.

Por ello se trabaja en la recuperación de la cartera vencida con los condóminos del Centro Comercial Agropecuario, para poder liquidar los pasivos pendientes, puntualizó.