El GUARD1ANES 2020 llega a su final en su fase regular esta tarde para Necaxa, que viajó ayer por la tarde a Hidalgo para medirse hoy en punto de las 17:00 horas a Pachuca en duelo correspondiente a la jornada 17 del campeonato. Los Rayos llegan como amplios favoritos por una serie de sucesos que los ponen por delante del conjunto hidalguense, los del Profe Cruz quieren cerrar el torneo con otra victoria más que les dé chances de seguir escalando posiciones e inclusive recibir el repechaje en casa siempre y cuando haya una serie de combinaciones.
Necaxa vive su mejor momento del torneo con cinco partidos consecutivos sin perder en los que han permitido tan sólo tres anotaciones en contra con tres juegos sin permitir gol. La defensiva ha logrado cerrar filas convirtiéndose en una fortaleza del equipo que siempre que se mete en problemas encuentra en Malagón al héroe que saca las papas del fuego. En tanto la ofensiva sigue sin producir mucho, pero en el último partido se lograron tres anotaciones gracias a la insistencia e intensidad que hay por las bandas con Zendejas y Delgado que están constantemente generando ayudados por el balón parado que es una de las armas de los Rayos.
Para el juego de hoy Necaxa ya podrá contar tanto con Malagón como con Baeza que se perdieron el último compromiso al dar positivos por COVID, ambos le darán un salto de calidad a la plantilla que es favorita para hoy debido a que Pachuca tendrá un total de 14 bajas por contagiados de COVID-19. Esta situación hace imposible que Necaxa pueda prepararse ante una probable alineación rival ya que no se mencionan los nombres de los contagiados, será hasta minutos antes del partido que puedan conocer los nombres que estarán disponibles y en cancha.
Lo que sí es seguro es que los Tuzos tendrán que completar su plantilla con jugadores tanto de la Sub 20 como de la Sub 17 dándole la oportunidad a Necaxa de llevarse la victoria que sería su quinta al hilo llegando en excelente momento a la liguilla. Si Necaxa gana podría aspirar al octavo lugar siempre y cuando Santos y Chivas dejen puntos en el camino, como juegan primero esa victoria podría meterles presión a sus rivales en la pelea por la posición en la tabla.
La mala noticia es que Necaxa suma cinco partidos sin vencer a Pachuca, la última vez que visitaron el Hidalgo se llevaron una goleada por 6-2 algo que no se puede repetir. El último triunfo de Necaxa como visitantes en Hidalgo fue en el Apertura 2003, esta es la perfecta oportunidad de terminar con una mala racha de visitantes y cerrar con broche de oro una segunda mitad de torneo que ilusiona a la afición con al menos alcanzar los cuartos de final del torneo.