Recargos, actualizaciones, inmovilización de cuentas bancarias, embargos precautorios o hasta cárcel, son las consecuencias de no cumplir con las obligaciones fiscales por parte de los contribuyentes ante la autoridad hacendaria, puntualizó el presidente del Colegio de Contadores Públicos, Francisco González del Razo.

Explicó que los contribuyentes tienen que presentar sus declaraciones formales en tiempo, y si no lo hicieran la autoridad tiene facultades para sancionarlos, enviándoles primeramente un requerimiento y posteriormente utilizando otros medios. También tiene la facultad la autoridad de hacer una estimativa de los ingresos que no sean declarados, y fincar una resolución mediante la cual se efectúe el cobro de dichos impuestos, utilizando los diferentes procedimientos de apremio que tiene la autoridad.

De ahí que, dijo, la recomendación es presentar a tiempo sus declaraciones; también hay la facilidad para hacer pagos diferidos con la aprobación de la autoridad de los impuestos que se adeuden.

Francisco González del Razo señaló que en caso de incumplimiento, el Fisco va a cobrar recargos y actualizaciones, y si sigue habiendo la mora o la falta de cumplimiento con esas obligaciones, la autoridad puede hacer una liquidación de impuestos con base en la información que tiene y utilizar muchos mecanismos, desde la inmovilización de cuentas bancarias, embargos precautorios o exigir fianzas que hiciera el contribuyente para garantizar las emisiones de impuestos, y en situaciones más extremas y dependiendo de la gravedad del asunto pudiera haber hasta penas corporales.

El presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes reconoció que sí se han dado casos de incumplimiento en la entidad, tanto por desconocimiento de los contribuyentes, como porque simplemente decidieron no pagar.

Por esta situación, González del Razo señaló que ante el entorno económico que vivimos, la recomendación es que los contribuyentes cumplan a tiempo y eviten en lo posible las revisiones electrónicas o de otros medios de apremio que pudieran costar desembolsos adicionales por recargos, multas y actualizaciones.