Al informar que once accidentes de tren se han registrado en Aguascalientes desde el año anterior a la fecha, José Luis Silva Ramos, director de la Unidad de Planeación y Evaluación del Centro SCT, aseveró que aquellas personas que por su imprudencia descarrilan a un tren, dependiendo de la carga como la automotriz, pueden sufrir un daño patrimonial y quedar en la quiebra.
En Aguascalientes existen dos puntos sensibles de ocurrencia de vandalismo hacia los trenes, uno ubicado por la colonia Constitución, al norte citadino, y la otra zona es Ojo de Agua, atrás del fraccionamiento México.
Comentó que cuando se observa a un tren detenido por la red ferroviaria significa que fue vandalizado al romperle las válvulas o activarle los frenos, motivo por el cual lo detuvieron, por lo que el maquinista debe solicitar protección de seguridad para poder descender de la unidad y corregir la falla y poder continuar su camino.
En entrevista con El Heraldo, el funcionario federal aseveró que los accidentes de tren ocurren porque la gente en vehículos normalmente quiere ganarle el paso por la vía ferroviaria, mientras que otros no tienen cuidado y se les olvida la existencia de las vías, a causa de la distracción de los conductores.
De ahí, la relevancia de la emisión sonora del tren para avisar que cruzará por las distintas vialidades citadinas o en carreteras. Esto forma parte de la cultura vial de cada persona que conduce un automóvil, de observar cada vez que pasa por una red ferroviaria.
Por esas razones, la Secretaría de Comunicación y Transportes continúa trabajando en la construcción de puentes viales para aminorar los riesgos de percances entre trenes y vehículos. Se instalan barreras y los conductores los esquivan en esos 30 segundos que tarda en bajar y bloquear el paso a automóviles.
“Lamentablemente se observa mucha desesperación en las personas y es falta de cultura vial y de responsabilidad consigo mismo y con los demás”.
Mencionó que los accidentes más graves que ha tenido el tren en Aguascalientes han sido por causa de transporte de carga pesado, el cual debería haber circulado por tercer anillo y andaba por el segundo anillo, en distintos trayectos, uno por el rumbo del Costco y otro a la altura del fraccionamiento México.
Agregó que en el 2016 se registraron nueve accidentes de tren, y en este ejercicio ya suman dos, en uno de ellos hubo un arrollamiento de una persona y en el otro, por la carretera La Escondida, un vehículo de transporte de personal rural trató de ganarle el paso al tren, pero lo único que consiguió fue impactarse de frente al tren.
Finalmente, detalló que en el año 2015 se registró un caso de un camión de materiales que descarriló a un tren, cuyos conductores se encuentran demandados y los propietarios de la empresa quedaron en bancarrota.