Un bromista fue detenido por policías estatales, luego de que realizó una llamada telefónica falsa al servicio de emergencias 911, donde reportaba haber sufrido un asalto al salir de una sucursal bancaria.
Su “ingenio” quedó en evidencia, pues se le ocurrió decir que el asaltante que lo había despojado de 50 mil pesos en efectivo, se había escapado en una motocicleta y al proporcionar las características dio las de la moto que él tripulaba, por lo que de esta forma fue detectado por los policías estatales. Para colmo, cuando fue revisado su teléfono celular, se descubrieron una serie de llamadas al 911 donde se hicieron reportes falsos.
El detenido fue identificado como Edgar Fabián, de 21 años, quien ya fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Vice Fiscalía de Investigación de Delitos de la FGE. Dicho sujeto podría alcanzar una pena de 2 a 8 años de prisión, si es encontrado culpable de hacer mal uso de los servicios de emergencia.
La SSPEA informó que el viernes a las 11:50 de la mañana, se recibió una llamada al 911 por parte de un usuario, quien informó que había retirado 50 mil pesos del Banco BBVA ubicado en el Centro Comercial Velaria Mall.
Sin embargo, a la altura de la gasolinera que se ubica en el Blvd. Juan Pablo II y cruce con el Blvd. San Marcos, había sido interceptado por dos sujetos que viajaban en una motocicleta color blanco y sin placa de circulación, uno de los cuales lo amagó con una pistola y lo despojó del dinero.
Se le solicitó que permaneciera en el lugar del reporte mientras llegaban policías estatales, pero cuando arribó la patrulla no se encontró a ninguna persona. Se preguntó a los despachadores de la gasolinera, pero éstos señalaron no haberse percatado de nada sospechoso.
Mientras tanto, otras patrullas de la Policía Estatal implementaron un operativo en la zona y momentos después detectaron la motocicleta sospechosa cuando se desplazaba por la calle José Rincón Gallardo, en la colonia José López Portillo, por lo que fue interceptada a la altura de la avenida Soberana Convención Militar. De inmediato fue detenido el conductor quien se identificó como Edgar Fabián, quien manifestó ser ajeno a los hechos. Pero ante el nerviosismo que mostraba, fue sometido a una revisión de rutina.
En ese momento comenzó a sonar su teléfono celular y los policías estatales se percataron que la llamada estaba siendo realizada desde el número de emergencias 911. Uno de los oficiales se puso en contacto con la operadora, quien les indicó que desde ese número se había realizado el reporte del asalto a cuenta-habiente.
Al consultar el número telefónico en la base de datos, se descubrió que desde ese teléfono se habían realizado otros seis reportes anteriores al servicio de emergencias 911, siendo todas falsas alarmas, por lo que se procedió al arresto de Edgar Fabián.