Tuvo que pasar más de la mitad del certamen para que Necaxa conociera la victoria, pero, con gran trabajo en conjunto y una mejoría notable desde la llegada de Leo Álvarez al banquillo, las Centellas aprovecharon al rival que tenían enfrente para sonreír por primera ocasión en bastante tiempo. Leonardo Álvarez salió con Guadalupe Olvera, Valeria Meza, Sabina Velázquez, Fanny Grano, Alejandra Sorchini, Dayán Fuentes, Paulina Castro, Kim Lagarde, Samantha Calvillo, Lupita Fernández y Stephanie Baz, moviendo de nueva cuenta su once titular, buscando el que pudiera conseguir el anhelado triunfo.
Las cosas no pudieron iniciar mejor para Necaxa, que, apenas al dos de acción, se fue al frente gracias a la pelota parada. Samantha Calvillo cobró un córner desde la punta derecha y Sabina Velázquez conectó potente testarazo que pegó en el travesaño para después meterse al arco poblano. El gol tempranero llenó de confianza a las locales, quienes siguieron insistiendo en aumentar el marcador y al 10′ lo lograron con una buena jugada individual de Lupita Fernández, que desde los linderos de área se quitó a su marcadora para conectar excelente disparo cruzado que terminó en el fondo luego de pegar en el palo. Con el 2-0, Centellas trató de cuidar la pizarra, cosa que logró casi hasta la mitad del partido, pero, al 37′, una buena combinación de Puebla permitió que Lupita Worbis descontará la pizarra luego de una buena atajada de Lupita Olvera.
El complemento tuvo mucha más tensión. Necaxa, con el miedo de perder la ventaja, y Puebla, con la presión de empatar el partido. Álvarez hizo cambios que, de inmediato, se vieron reflejados gracias a un desborde por derecha de Estefany Hernández, que metió excelente centro a la llegada de María Acosta, que sólo chocó la pelota para marcar el tercero de la tarde. A segundos del final, Valeria Meza cometió falta sobre Worbis en el área, de modo que la delantera poblana no desaprovechó, anotando sólo para decorar el marcador final que terminó 3-2 para las Centellas, quienes ganaron su primer partido en el Guard1anes 2021. Estos tres puntos saben a oro para Necaxa, que llega a cinco puntos en el certamen, abandonando el último puesto de la tabla y con la esperanza de, con un par de resultados positivos, siga subiendo escalones. Las jugadoras, al final del partido, celebraron con todo esta victoria que les costó sangre, sudor y lágrimas, además de 9 jornadas.