José de Jesús López de Lara

Un ebrio automovilista quiso huir del alcoholímetro, pero lo único que provocó fue un accidente y que terminara volcado, por lo que al final fue detenido y trasladado a las celdas de la Dirección de Justicia Municipal, en el Complejo de la SSPM.
Los hechos se registraron el viernes a las 03:00 de la madrugada, cuando un individuo identificado como Enrique Alejandro, de 24 años, se desplazaba en su automóvil VW Pointer, modelo 2009, color rojo y placas de circulación AFA-7847 del estado de Aguascalientes, por la avenida López Mateos en sentido de poniente a oriente, haciéndolo a exceso de velocidad.
Sin embargo, lo hacía bajo los influjos de las bebidas alcohólicas, al igual que su acompañante de nombre Alexis.
Es el caso que antes de llegar al cruce con la calle Cosío Sur se percató que en ese lugar se encontraba un retén del alcoholímetro, por lo que trató de evadirlo, pero en la maniobra estuvo a punto de atropellar a uno de los policías viales y a un doctor.
Ante tal situación, dos patrullas de la Policía Vial fueron en persecución del coche VW Pointer, que siguió desplazándose a exceso de velocidad y pasándose los semáforos en rojo ubicados en los cruces con las calles Cosío y Poder Legislativo.
Al llegar al cruce con avenida Héroe de Nacozari y tomar a exceso de velocidad la Glorieta “El Quijote”, el conductor perdió el control y tras chocar contra la guarnición del camellón central de avenida López Mateos Oriente terminó volcándose de manera aparatosa a la altura del Centro Comercial “Plaza Kristal”.
Al lugar del accidente arribó una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, cuyos paramédicos valoraron a los dos ocupantes del vehículo accidentado y tras confirmarse que se encontraban ilesos, se procedió al arresto del conductor.