Emprendedores no deben descuidar el aspecto legal de proyectos empresariales. Rogelio Ruiz Esparza Gómez, presidente del Colegio de Abogados, aseguró que la cultura del buen manejo jurídico no es algo que preocupe a los emprendedores, cuando sí debería de serlo, pues la redacción de los estatutos internos, así como vigilar su cumplimiento, es un factor indispensable para que las empresas tengan éxito y se eviten conflictos internos entre los socios.
Por lo anterior, recomendó a los emprendedores que empiezan a generar una empresa, buscar la prevención jurídica a la par del desarrollo de su compañía, y para ello deben reunirse todos los socios con la finalidad de determinar cuál es su objetivo, cuál es el proyecto que van a desarrollar, y posteriormente darle un sustento legal.
Rogelio Ruiz Esparza detalló que eso se hace buscando la forma de tipo social-mercantil que van a conformar, y a partir de allí comenzar a preconcebir sus elementos mediante la redacción de los estatutos, así como una buena organización, para saber las facultades que se les asignarán a cada una de las partes.
Posteriormente se deben establecer mecanismos de supervisión; “de tal manera que se tengan siempre al día sus actas de asamblea de inversionistas, sean ordinarias o extraordinarias, así como las actas de las sesiones de los consejos de administración, toda vez que hay empresas que están establecidas como órganos de administración”.
Finalmente, el presidente del Colegio de Abogados mencionó que para cualquier persona moral, como asociación civil, sociedad anónima o sociedad mercantil, debe formalizar sus directrices para evitar irregularidades que generen inestabilidad o informalidad, mediante la redacción de estatutos que se deben signar ante un federatario público en caso mercantil, o de lo contrario, ante un notario público.