Por el boleto directo

Tras dos victorias consecutivas contra Tijuana y Santos, Necaxa ha asegurado su participación en la siguiente ronda del fútbol mexicano por primera vez en varios torneos. Con solo dos jornadas restantes, el equipo busca evitar el play-in y aspira a terminar entre los seis primeros de la tabla para avanzar directamente a la liguilla, o idealmente entre los primeros cuatro para asegurarse el partido de vuelta en casa.

Bajo la dirección de Eduardo Fentanes, Necaxa enfrenta dos retos cruciales en la recta final del torneo. El primero será esta noche a las 19:05 horas en el Estadio Universitario, donde se medirán contra los Tigres. Con 25 puntos, el equipo regio ocupa el séptimo lugar de la clasificación y, tras su eliminación en la Concachampions, se concentrará plenamente en la liga. Para Necaxa, la ausencia de varios jugadores clave en Tigres debido a lesiones representa una ventaja, aunque el equipo rival ha mostrado un descenso en el rendimiento de sus futbolistas más destacados.

Si Necaxa logra una victoria esta noche, prácticamente aseguraría su lugar en la liguilla sin necesidad de disputar un play-in. Un empate podría dejar su clasificación pendiente hasta la última jornada, cuando enfrenten a Rayados de Monterrey. Una derrota, por otro lado, podría hacerlos caer varios puestos en la clasificación.

Este encuentro no solo es crucial para acumular puntos; también es una oportunidad para que Necaxa mida sus fuerzas contra uno de los equipos más fuertes de la Liga MX, subcampeón de la temporada anterior. Superar a Tigres podría elevar significativamente la confianza del equipo para la fase final del Clausura 2024.

A pesar de la baja importante de Diber Cambindo, Ricardo Monreal y José Paradela continúan destacándose. En un partido que promete estar reñido, es vital que ambos jugadores sean determinantes. Aunque Tigres ha dominado los últimos encuentros con tres victorias consecutivas y solo una derrota en los últimos diez enfrentamientos, Necaxa no ha ganado en Nuevo León desde 2016. Esta es una excelente oportunidad para que Necaxa rompa esa racha y se posicione como un contendiente sorpresa en el torneo.