En el municipio de Rincón de Romos se llevó a cabo un operativo disuasivo, a fin de evitar el ingreso de integrantes de la delincuencia organizada, además de garantizar la seguridad de sus habitantes. En este operativo participaron policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales, elementos de la Guardia Nacional y policías preventivos de Rincón de Romos, así como personal del Ejército Mexicano, quienes hicieron patrullajes de vigilancia en carreteras, brechas y terracerías de diferentes poblados. Se reportó el arresto de varias personas por cometer faltas administrativas, principalmente por ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública y causar disturbios.