Doce de las 18 agrupaciones de taxistas se reunieron ayer con el director de Transporte, Juan Cervantes, para protestar y solicitar sensibilidad y apoyo a los trabajadores del volante, en lugar de sellarles en un solo día alrededor de 20 unidades que han cumplido la vida útil, impidiéndoles seguir prestando el servicio a la población de Aguascalientes.

El dirigente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios, Refugio Eudave Ortiz, señaló que todas las organizaciones que operan en Aguascalientes se han unificado para trabajar en los temas comunes y que les interesan a todos, ya que la autoridad de transporte ha comenzado a detener las unidades modelos 2013 y 2014.

Indicó que la Ley de Movilidad prevé seis años y dos años más de tolerancia, es decir 8 años para que se pueda prestar en esa unidad el servicio de taxi en el estado de Aguascalientes.

El problema es que los concesionarios no traen los recursos suficientes como en años anteriores, ya que desde la pandemia sanitaria por el COVID-19 disminuyeron significativamente los dineros al momento en que se frenó la movilidad ciudadana.

Asimismo, se ha solicitado una audiencia al Coordinador de Movilidad, Ricardo Serrano, para que no apriete tanto a este gremio que quisiera comprar los carros que se necesitan, pero actualmente no se dispone del efectivo para hacerlo sin mayores complicaciones.

Por esa razón también se necesita que se autorice el ajuste tarifario para el ejercicio 2021 y por ello habrá una reunión este viernes entre las agrupaciones y los especialistas relacionados con el aumento, a fin de presentar un documento adecuado a la autoridad estatal competente.