Leticia Acuña Medina
El Heraldo

Las empresas grandes siguen renuentes a pagar el alumbrado público, pues ha crecido el número de amparos contra el cobro del DAP. Al cierre del 2018 se ampararon 2 mil 574 contribuyentes, mientras que en el 2017 fueron 1,796, es decir 778 más.
Ello significó un descalabro económico para el Municipio capital de 29 millones de pesos, contra 21 millones del año anterior.
Actualmente hay dos modalidades de pago: cuando lo cobra en forma directa la CFE mediante el recibo de la luz, a razón del 10% del consumo total de energía eléctrica; y el pago directo a la Tesorería Municipal, mediante una fórmula cuyas claves sólo entiende la paraestatal. Para conocer la cantidad a pagar en esta modalidad, hay que acudir a la dependencia citada.
En el 2015, la Ley de Ingresos del Municipio capital, establecía claramente el pago de 56 pesos mensuales; en el 2016, la cuota fue de 39 pesos mensuales; en el 2017, de 57 pesos; pero en el 2018 y 2019 no se forjaron cantidades, sino claves indescifrables, por lo que el contribuyente debe acudir directamente a la Secretaría de Finanzas de Municipio capital, para que le informen cuánto debe pagar.
Bajo esta nueva modalidad de paso directo, en el 2018 acudieron 225 contribuyentes y la recaudación fue de 179 mil pesos, y este año mediante las dos modalidades se pretende una recaudación por concepto del DAP, de 155.8 millones de pesos, al menos esa es la meta.
El artículo 93, de la Ley de Ingresos del Municipio de Aguascalientes, señala que serán sujetos del pago de Derecho de Alumbrado Público los propietarios o poseedores de inmuebles de uso habitacional, industrial, comercial o de servicios, así como los de predios rústicos o urbanos de este municipio, que se beneficien con el servicio de alumbrado público.
Las tarifas se clasifican en las categorías DB1, DB2, PDBT, GDBT, GDMTH, GDMTO, DIST y DIT, referentes que sólo entiende la CFE.