Dirigentes de agrupaciones de taxis en Aguascalientes reaccionaron con asombro y compromiso a los resultados registrados en las redes sociales de El Heraldo, donde el 57.20% de más de 500 personas participantes en el sondeo calificaron como pésimo el servicio, un 45.50% debe esperar un tiempo muy largo para conseguir un vehículo de alquiler y el 62.50% calificó como pésima la forma de conducir y el trato de los operadores.
Refugio Eudave Muñoz y Francisco Javier Pacheco Méndez, secretarios generales de Taxistas Revolucionarios y de SUOTA, respectivamente, reconocieron que estos tres temas del sondeo suelen no atenderse con oportunidad, pero al conocer la percepción ciudadana los obliga a la acción de mejora, a fin de no perder a los usuarios.
El dirigente de Taxistas Revolucionarios, Refugio Eudave Muñoz, recalcó que todos los operadores deben entrar en conciencia de la necesidad de conducir con responsabilidad, porque es una realidad que muchos traen la prisa de tratar de conseguir el mayor número de servicios de pasaje, por la cuestión económica.
“Se procederá a un -estirón de orejas- a todos los concesionarios y a los choferes, porque es una tristeza que se esté ofreciendo un servicio pésimo, cuando precisamente de éste viven cientos y miles de familias en el estado de Aguascalientes”.
Si la ciudadanía percibe mal al servicio de taxis, entonces recurre a otros servicios como el UBER o a las unidades que andan pirateando el servicio y lo prestan de modo ilegal, reconoció.
De ahí la urgencia, consideraron ambas organizaciones, de ampliar los cursos de capacitación a cada uno de los operadores de taxis, a fin de mejorar el servicio y cambiar así la percepción ciudadana.
Francisco Javier Pacheco Méndez, dirigente de la Sociedad Unidos de Operadores de Taxis de Aguascalientes (SUOTA), lamentó los resultados del sondeo de El Heraldo, ya que hay varias organizaciones ocupadas en la profesionalización de sus operadores, pero ciertamente hay otros muchos que no lo han hecho y que requiere de mucho trabajo coordinado entre trabajadores del volante y autoridades del sector.
“Hay que generalizar la capacitación para que los choferes moderen su velocidad, traten con cortesía a los usuarios, y que en la medida de lo posible se reduzcan los tiempos de espera, aunque hay horarios realmente complicados por ser las horas pico y de altísima demanda del servicio; entre las dos y las tres de la tarde se agrava la situación, porque en ese tiempo suelen cambiar de turno”, apuntó.
El sondeo de El Heraldo en redes sociales, que captó más de 500 participaciones, evidencia el descontento ciudadano al calificar el servicio de taxi: el 4.15% lo evalúa como bueno; un 31.20% como malo; un 57.20% como pésimo y un 7.45% como regular. La segunda pregunta fue ¿cómo califican el tiempo de espera? El 45.40% de los participantes respondió como muy largo; 39% largo; 13.50% Justo y 2.10% breve. Con respecto a la forma de manejar y trato de los conductores: el 62.50% lo calificó como pésimo; un 18% malo; un 15% regular y un 4.50% bueno.