Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras la salida de Carlos Romero Deschamps del sindicato petrolero y de Pemex, trabajadores del gremio ferrocarrilero pidieron también la cabeza de su líder Víctor Flores, quien lleva 26 años en el cargo.
“Han sido años de aguantar esta situación y nos da pena decirlo, pero ya no aguantamos más. Pedimos al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador que nos apoye a extirpar este cáncer llamado Víctor Flores del sindicato”, dijo Eduardo Canales, secretario nacional por Talleres del sindicato ferrocarrilero.
“Tenemos las pruebas suficientes para meter desde ya a Víctor Flores a prisión”, sostuvo por su parte Juan José Calixto, presidente de la Federación de Jubilados Ferrocarrileros.
En conferencia ambos afirmaron que sobre Flores pesan denuncias penales por fraude, extorsión, delincuencia organizada, peculado y enriquecimiento ilícito en los estados de Veracruz, Nayarit, Jalisco, San Luis Potosí, Chihuahua y Oaxaca.
“Además tiene denuncias que ha acumulado por haber utilizado de forma irregular los recursos destinados al fideicomiso 5012-6 Ferronales, con 13 mil 530 millones de pesos que estaban destinados a las pensiones de 56 mil jubilados una vez que fue privatizado el sector”, recordó Calixto.
Los ferrocarrileros expusieron que un primer paso para retirar a Flores del sindicato es impulsar una demanda laboral de nulidad de toma de nota y las denuncias por fraude contra el dirigente.
“Estos juicios pendientes permitirán destituir a Víctor Flores del sindicato y evitar que continúe manipulando a conveniencia los estatutos para perpetuarse al frente del organismo”, lanzó Canales.
“Él ha manipulado los estatutos para poner candados en las elecciones con lo que se blinda la dirigencia del sindicato, por lo que urge un cambio total de esos estatutos para hacer un sindicato democrático”.

Las ganancias
Actualmente, el Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM) aglutina a unos 12 mil trabajadores, a quienes se les descuenta el 4 por ciento de sus salarios por concepto de cuota sindical, revelaron trabajadores.
Con esto, se estimó que el dirigente descuenta al menos 10 millones de pesos mensuales a los agremiados.
Además, afirmaron, Flores cobra “cuotas” a las empresas que no laboran con su sindicato, de hasta un millón de pesos.
Calixto recordó que además Flores cobró de manera ilegal más de 800 millones de pesos de “cuota” a jubilados desde 1999 a 2019, un descuento que se hizo de manera directa en el pago de pensiones.
“Se le ha hecho notar al Presidente Andrés Manuel López Obrador que tampoco Víctor Flores ha rendido cuentas”, subrayó.