El gimnasio de los Hermanos Carreón abrió sus puertas este sábado por la tarde para acoger uno de los encuentros más destacados de la temporada en la Liga ABE, División II Conferencia Bajío-Occidente, enfrentando a la Universidad Panamericana Campus Bonaterra contra la Universidad de Quiroga.
Ambos equipos llegaron al partido con un récord ganador y con buenas posibilidades de clasificarse al torneo nacional, buscando un boleto para el ascenso. Dada la paridad entre ambos, el encuentro de este sábado resultaba crucial para cada lado, con el objetivo de consolidarse entre los primeros puestos y aliviar la presión en el tramo final de la temporada regular.
Como se anticipaba en un choque tan relevante, la tensión se hizo presente en la cancha durante los primeros minutos. La Bonaterra no logró la precisión deseada al atacar el aro, especialmente en los dos primeros cuartos, y el equipo visitante aprovechó para establecer una ventaja significativa de diez puntos al medio tiempo.
En el tercer cuarto, la Bonaterra intensificó su juego y salió decidida a reducir la distancia, en un esfuerzo por voltear el marcador. Gracias al empuje de las Panteras, el partido se igualó, llevando la emoción a su punto máximo en los últimos minutos.
La Universidad Vasco de Quiroga logró sostener la ofensiva de la Bonaterra, culminando victoriosa con un marcador de 69-74. Este revés representa un duro golpe para las aspiraciones de la UP de clasificar al torneo nacional, ya que su récord queda en 11 victorias y 3 derrotas, perdiendo posición frente a la UVAQ y los líderes de la conferencia, quienes cuentan con un par de triunfos adicionales y menos partidos restantes en la temporada.