Cortesía Europa Press
Agencia Reforma

Las autoridades estadounidenses han puesto en marcha ya la operación Velocidad Endiablada, la iniciativa para distribuir la vacuna contra el coronavirus de la farmacéutica Pfizer, por la que los primeros 2,9 millones de dosis llegarán este mismo lunes a 145 puntos del país.

«Las vacunas serán trasladadas desde la fábrica de Pfizer a los centros logísticos de UPS y FedEx para su envío a 636 localizaciones de todo el país», ha explicado el responsable de la operación, el general Gus Perna, en rueda de prensa recogida por la prensa estadounidense.

Las dosis comenzarán a moverse en las próximas 24 horas y «145 lugares de todo el país recibirán la vacuna el lunes; otros 425, el martes y los últimos 66 la recibirán el miércoles, con lo que se completará la entrega inicial de la vacuna de Pfizer», ha explicado.

«En estos lugares la vacuna tendrá preparado el material de apoyo que ya ha sido distribuido y que incluye las jeringuillas con agujas, disolvente y todo el material necesario para los pinchazos», ha indicado Perna.

Las vacunas en sí están todavía siendo empaquetadas. «Hay una gran atención a las garantías de calidad», ha subrayado. El objetivo en cuanto se conoció el viernes la autorización de la Agencia de Medicamentos y Alimentación (FDA), era que la vacuna estuviera disponible en la mañana del lunes, ha relatado Perna.

Las autoridades estatales son las encargadas de designar las prioridades de vacunación, aunque lo habitual es poner por delante a trabajadores sanitarios y de instituciones de cuidados a largo plazo.