Pone Boston calma

Por bastante margen, los Boston Celtics son favoritos no solo para avanzar a la final de la conferencia este, sino para llegar a las finales de la NBA. Por ello, fue toda una sorpresa cuando los Cleveland Cavaliers le robaron un triunfo de visita al mejor equipo de la temporada regular para igualar la serie a una victoria por bando.
La serie se trasladó a la casa de los Cavs, donde ayer por la noche se jugó el tercer partido entre ambos equipos. A diferencia del pasado encuentro, los Celtics encontraron la forma de vencer a la defensiva de Cleveland, principalmente confiando en su dupla conformada por Jaylen Brown y Jayson Tatum.
Aunque Cleveland impuso buena resistencia, el marcador estuvo casi siempre a favor de los Celtics, que terminando el tercer cuarto sacaron una diferencia de 15 unidades. Por algunos momentos parecía que los Cavs querían montar una reacción tardía, pero Tatum y Brown consiguieron apagar las esperanzas de una remontada.
Con pizarra de 93-106, los Celtics se llevaron el triunfo y recuperaron el partido que perdieron en su casa para recuperar la ventaja de la localía. Tatum, con 33 puntos y 13 rebotes, fue el mejor jugador del partido, seguido de Brown, que contribuyó con 28 puntos.
La serie continuará mañana por la tarde otra vez en Cleveland, mientras la jornada de hoy iniciará a las 13:30 horas con los Pacers recibiendo a los Knicks y continuará a las 18:00 horas con los Timberwolves recibiendo a los Nuggets.