Con el acumulamiento de ciento cincuenta solicitudes de ciudadanos que quieren instalar negocios en el Centro Histórico, José de Jesús Aranda Ramírez, director de Reglamentos del Municipio de Aguascalientes, reiteró que esta zona se encuentra sobrepoblada y cerrada, incluso no se permite el cambio de domicilio de otras licencias que operan en otros puntos de la capital y que desean trasladarse hacia el primer cuadro.
Luego, mencionó que cinco negocios se han retirado hace poco tiempo al no poder operar como ellos pretendían, excediéndose en el ruido generado al interior de los establecimientos, lo cual afectaba el entorno de la zona de las calles de Venustiano Carranza, J. Correa y Nieto.
“En este momento funcionan 250 licencias reglamentarias en el Centro de Aguascalientes y que van desde bares, cantinas, restaurantes, cafés, centros nocturnos y tiendas de abarrotes”.
Aseveró que los fines de semana, estas licencias concentran un alto número de las supervisiones de esta dependencia, a fin de que cumplan con el Código Municipal. Además, sostuvo que las licencias reglamentadas del Centro son supervisadas por varias dependencias municipales para garantizar la seguridad de los clientes.
Finalmente, edil funcionario precisó que la presencia de tantos establecimientos provoca constantemente un congestionamiento de ruido en la zona, por lo que se busca que cada negocio se limite a los 65 decibeles y si se sobrepasa se les sanciona; en el año 2018 se aplicaron multas a ocho negocios de la zona por no acatar las disposiciones legales. En lo que va del 2019 no se han registrado casos.