El Ayuntamiento de Aguascalientes analiza posibles modificaciones al Código Municipal para extender las vigentes restricciones hacia los establecimientos con venta de bebidas alcohólicas en torno a escuelas, iglesias e instituciones públicas, informó el secretario de Desarrollo Urbano, Jaime Gallo Camacho.

Tales medidas se evalúan por el impacto causado por el consumo de alcohol, porque los reportes de la Secretaría de Salud de los últimos años ubican a Aguascalientes en el primer y segundo lugar en la ingesta per cápita con 8 litros por año por habitante en el 2018 y de 7.8 litros en el 2019, respectivamente.

En reunión de Gabinete se analizó la existencia aproximada de 74 mil detenciones por año, donde el 66% se relacionan con riñas en vía pública y conflictos entre vecinos y violencia doméstica, siendo el ingrediente el consumo de alcohol.

“Hace varios años, el Código Municipal tenía la restricción de que esos negocios no se podían instalar a menos de 500 metros de una institución educativa o de un centro de culto, pero se modificó para que fuera a 50 metros. Ahora se deberá volver a revisar”.

Para empezar, dijo que la responsabilidad de la Secretaría de Desarrollo Urbano es revisar que el uso de suelo responda al giro que se ofrece a la ciudadanía.

Generalmente esos giros pueden ser de venta de alimentos y de venta de cerveza, o bien la licencia reglamentada como restaurante bar que implica que aunque tenga uso de suelo, la licencia debe tramitarse ante la Direccion de Reglamentos por tratarse en una licencia especial.

Por último, Jaime Gallo Camacho señaló que en días anteriores, el director de Reglamentos comentaba que hace aproximadamente tres administraciones se liberaron alrededor de 2 mil licencias que siguen vigentes la mayoría de ellas, las cuales operan a través de empresas cerveceras y las asignan a los negocios que hacen la comercialización de alimentos con venta de cerveza.