Llama el DIF Estatal a la población en general a denunciar cualquier tipo de abuso y maltrato hacia niños, niñas y adolescentes a través de la campaña “Yo Veo, Yo Denuncio”, mediante la cual han detectado que el descuido y el abandono son las situaciones más recurrentes que padecen, destacó la titular de la Procuraduría de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, Zulema González Reyna.
Estableció que en lo que va de este año, dicha instancia ha atendido 300 denuncias y el año pasado gracias a esta campaña tuvieron 650 denuncias, donde el 78% fue por cuestiones de descuido, seguido por el maltrato psicológico o emocional en un 19%, y en tercer lugar se ubicó el maltrato físico en un 3%.
Resaltó que el maltrato y abuso hacia niños y adolescentes se da prácticamente en todos los estratos sociales, sin embargo, en el nivel socioeconómico bajo es donde más se ve el descuido físico en los menores y adolescentes, así como en la parte asistencial y emocional.
Destacó que, a raíz de la enseñanza virtual, varias escuelas y centros de estudio se dieron cuenta que muchos niños, niñas y adolescentes llegaron a ser sujetos de algún tipo de violencia que les llegaron a denunciar.
Indicó que una vez que les llega la denuncia, la cual incluso puede ser anónima o presencial, la Procuraduría activa el protocolo de actuación con la Unidad de Trabajo Social que realiza una investigación de campo para conocer la situación real con visitas directas y colaterales en donde verifica cuáles son las condiciones en que se encuentran los niños o adolescentes y de confirmarse, se invita a las personas a que acudan para canalizarlos a la atención psicológica y dependiendo del tipo de maltrato, se toma la determinación de dejar bajo resguardo al menor que se encuentre en una situación de riesgo o peligro.
“Hacemos el acompañamiento psicológico, de salud y buscamos redes familiares idóneas para que nos puedan servir como familia de cuidado para que se puedan hacer cargo de los niños”.
Finalmente, exhortó a la población a denunciar cualquier maltrato o abuso a los menores al teléfono 910 25 85 extensiones 6542 o 6543.