La Coordinación Estatal de Protección Civil exhorta a la población a tomar ciertas precauciones durante la celebración de la Navidad, y evitar con ello algunas situaciones que pongan en riesgo su integridad y sus bienes.
El titular de la dependencia, Enrique Montalvo Vivanco, destacó que si bien ésta es una época propicia para las festividades, también es una temporada en la que ocurren muchos accidentes viales y se origina un sinnúmero de percances, en su mayoría, por imprudencia.
CHISPAS Y EXPLOSIONES. Insistió en la importancia de evitar la manipulación y uso de pirotecnia; no encender fogatas ni usar artefactos que generen calor; en caso de hacerlo, que sea con total precaución y sobre todo, mantener a los menores alejados de estos riesgos.
“El uso de juegos pirotécnicos puede ocasionar quemaduras y heridas graves, pérdida de extremidades, lesiones auditivas e irritación de ojos y vías respiratorias; el grupo de mayor riesgo son los menores de 5 a 14 años de edad”.
De acuerdo a datos del Sistema Nacional de Protección Civil, en el mes de diciembre aumenta hasta en un 300% la atención médica por quemaduras ocasionadas por fuegos artificiales.
VIAJEROS. En caso de salir de viaje, dijo, las familias deben revisar las condiciones mecánicas de sus automóviles, respetar los límites de velocidad, llevar un botiquín de primeros auxilios y portar una caja de herramientas básicas; también sugirió cerrar los ductos del gas y del agua, así como desconectar la corriente eléctrica antes de salir del hogar.
“No se debe manejar cansado o bajo el influjo de drogas o alcohol; utilizar el cinturón de seguridad y, en el caso de los motociclistas, usar casco y protecciones en las partes más susceptibles del cuerpo”.
ELECTRICIDAD. Añadió que para reducir los incidentes en el hogar, hay que apagar las luces navideñas o cualquier otro tipo de adorno que se alimente con energía eléctrica, antes de dormir o salir de casa; no recargar las conexiones eléctricas en un solo contacto; y ubicar los árboles navideños lejos de calentadores, estufas o chimeneas.
Comentó que no está por demás aconsejar a la población que se modere en el consumo de alimentos y bebidas alcohólicas durante los festejos navideños y de Año Nuevo, ya que con ello se pueden evitar algunos padecimientos gastrointestinales y sobre todo accidentes.
Informó que ante cualquier eventualidad, se deben comunicar al número de emergencias 911. “La Coordinación Estatal de Protección Civil estará disponible para brindar auxilio a la población y atender los reportes que se pudieran generarse”, concluyó.