Policías Estatales, en coordinación con municipales de Cosío y Rincón de Romos, entregaron cenas navideñas a familiares de pacientes del hospital General de Rincón de Romos, así como juguetes y dulces a niños de las comunidades de Escaleras, Bajío, Mar Negro y Estación Rincón.

Fueron alrededor de 300 juguetes y bolos navideños, los que los policías repartieron la noche del 24 de diciembre a los menores.

Además de la entrega de cenas, los uniformados llevaron palabras de ánimo y esperanza a quienes están pasando por estos momentos difíciles, quienes sin salir del hospital pudieron degustar de algunos alimentos en esta fecha.

¡Participa con tu opinión!