Por Rubén Torres Cruz

Ex elementos de la Policía Municipal que fueron recientemente despedido de la corporación, solicitaron la intervención de manera inmediata de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, para que investigue las causas que afectan hasta 15 personas con una trayectoria laboral de uno y hasta de 20 años.
Los afectados, coinciden que no había elementos válidos para su separación de sus encomiendas, luego de que no enfrentan procesos legales o carpetas de investigación en su contra. Incluso, señalaron que la notificación de su despido se dio por medio de una forma poco formal, al enterarse por teléfono y por una persona no identificada que se ostenta como personal jurídico del municipio.
“La orden viene por una persona superior se desconoce qué superior pero si dice y se ostenta de ser personal jurídico de municipio a ciencia cierta no se sabe el nombre de esta persona porque inclusive esta persona de sexo masculino se ostenta con diferentes nombres”
Los ahora ex elementos, piden también una explicación clara y conocer ha detalle las causas de su despido a pesar de tener base laboral “Estamos pidiendo que se nos escuche y que se nos explique y sí es justificado el despido, pues adelante, pero así no debe de ser“ sentenció Edgar Mancilla, uno de los afectados.