Durante el mes de abril, las riñas cambian de escenario; de desarrollarse en colonias, se trasladan a la Feria Nacional de San Marcos. Antonio Martínez Romo, Secretario de Seguridad Pública Municipal, aseguró que su corporación está preparada para enfrentarlas.

La verbena local, siendo uno de los eventos más importantes del estado, se convierte en escenario de diversos conflictos que van desde alteraciones del orden público hasta enfrentamientos físicos.

Según la SSPM, las riñas durante la verbena son frecuentes debido al consumo excesivo de alcohol, disputas por cuentas no saldadas, robos dentro del recinto ferial e incluso actos de necesidades fisiológicas en vías públicas.

Aunque se espera que durante el periodo de la Feria disminuyan los conflictos en otros sectores de la ciudad, en la zona ferial la situación tiende a intensificarse. «En periodo de Feria, la incidencia de riñas en otras partes de la ciudad disminuye notablemente, ya que muchas personas se concentran aquí», agregó el comisario. No obstante, se estima que alrededor del 40% de los involucrados en las riñas durante la Feria son visitantes, mientras que el 60% son locales.

En cuanto a las causas de las riñas, señaló que la mayoría de ellas son originadas por conflictos personales, como roces físicos, malentendidos o confrontaciones entre grupos rivales.

Las zonas más conflictivas dentro del recinto ferial incluyen la Expoplaza, J. Pani y el área de las Tamboras, donde se registra una mayor intervención policial.