Alejandro León 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Organizaciones animalistas y la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (Azcarm), sostuvieron una polémica por el caso de la elefanta «Ely».
Las primeras mantienen un juicio con el Gobierno de la CDMX para buscar, mediante un amparo, que «Ely» sea llevada del Zoológico de San Juan de Aragón al Santuario de Elefantes en Brasil.
AnimaNaturalis México, «Abriendo Jaulas, Abriendo Mentes» y Va Por Sus Derechos, cuestionaron que la Azcarm se haya pronunciado a favor de que el animal no sea retirado del zoológico.
Las tres organizaciones plantearon que si bien la asociación no tiene fines lucrativos, representa la exhibición, reproducción y venta de fauna silvestre para su conservación.
Consideraron que no tiene pleno conocimiento del caso y plantearon que activistas en años anteriores documentaron el deterioro que presentaba Ely.
Recordaron que la elefanta fue adquirida en 2012 por el entonces Gobierno del Distrito Federal a un circo a cambio de más de 3 millones de pesos; es decir, que no fue rescatada de un circo como asegura, dijeron, el presidente de la Azcarm.
La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) señaló que ante la prohibición de animales en actividades circenses, el zoológico buscó en su momento rescatarla debido a que el circo, en donde fue comprada, ya no la podía mantener.
Sobre el juicio, remarcó que una juez analiza si la tenencia legal del animal vulnera los derechos humanos de una de las promoventes del amparo, pero la juzgadora no examina el traslado a ningún santuario.