Desde el pasado jueves los rumores en cuanto al tema de salud en Necaxa han sido bastante fuertes, muchos medios aseguran que en el club rojiblanco hay más de 10 casos positivos por COVID-19, lo que habría sido la principal razón para cancelar el partido amistoso ante el Atlas del pasado sábado.
No obstante, el lunes por la tarde la Liga Mx emitió un comunicado oficial señalando que solamente son cinco los casos positivos destacando que únicamente un jugador está contagiado y las otras cuatro personas son del staff. Obviamente los números no coinciden con la información oficial y lo que se había manejado días antes, esto ha causado aun más revuelo al no saber qué versión es la que tiene la información verdadera.
Incluso ayer medios como Récord afirmaron que los Rayos tienen por lo menos 15 casos positivos y que el club pidió posponer el partido del viernes ante Tigres, cosa que la liga habría negado para respetar el calendario que se publicó hace algunos días.
La realidad es que sea cual sea la información verídica es un riesgo jugar el partido si es que resulta cierto tener muchos contagios en Necaxa, tanto por el mismo equipo local como para el conjunto de los Tigres. Todo parece indicar que el partido se llevará a cabo sin ningún problema, pero el viernes se podrían esclarecer las versiones dependiendo de la alineación que utilice Alfonso Sosa.
Si los Rayos salen con algunas ausencias en el cuadro titular que no estén respaldadas por alguna lesión se podría suponer que son los supuestos contagiados por coronavirus, sin embargo, si se presenta una alineación normal podríamos decir que la versión oficial fue la correcta.
Solo el tiempo dirá si tanto la Liga Mx como los clubes se encuentran realizando al pie de la letra los protocolos necesarios para que todos los implicados en los partidos puedan hacerlo sin ningún riesgo, por lo pronto las especulaciones son las protagonistas de los días previos al arranque de la temporada.