El delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Aguascalientes, Arturo Martínez Rodríguez, advirtió que se llegará hasta las últimas consecuencias contra los trabajadores responsables de haber violado la confidencialidad de una paciente de 32 años que acudió a realizarse una prueba al presentar la sintomatología propia de posible portación de coronavirus, misma que resultó negativa.
En entrevista colectiva, el responsable del IMSS explicó que se inició el procedimiento correspondiente, que permita en primera instancia ubicar a la persona o personas responsables de haber cometido tal falta. Subsecuentemente, se iniciaría un procedimiento interno para deslindar responsabilidades ya que al ser considerada la divulgación de información personal, los señalados podrían ser despedidos.
El delegado precisó que giró instrucciones para entablar un diálogo con la afectada, a fin de explicar lo sucedido. Agregó que la mujer de 32 años, al haber viajado unos días a Italia y presentar síntomas respiratorios de un posible contagio de COVID-19, fue atendida conforme el protocolo correspondiente.
Finalmente, dijo que de manera anticipada el sector salud ha sostenido reuniones y capacitaciones pertinentes para saber actuar ante la presencia de casos sospechosos del mencionado virus. Por lo que aseguró que la ciudadanía debe estar tranquila de que se dará la atención necesaria y de calidad a quien así lo requiera.
“En este momento no sabemos cómo salió el reporte oficial de carácter confidencial, ya tomé cartas en el asunto y vamos a llegar hasta las máximas consecuencias. Tenemos que dar aviso a nuestra área jurídica e identificar qué sucedió”, concluyó.