Podrían presentarse más apagones en el país, como el ocurrido el pasado martes que afectó a Aguascalientes, debido a la falta de inversiones y mantenimiento en la infraestructura eléctrica, advirtió Eduardo Llamas Esparza, presidente nacional de la Federación de Colegios de Ingenieros Mecánicos, Eléctricos y Electrónicos de la República Mexicana.

Tras el apagón que afectó a 16 estados del país, incluido Aguascalientes, el especialista subrayó que el problema no es exclusivo de este gobierno, sino que resulta de décadas de falta de inversión y mantenimiento en la infraestructura eléctrica nacional. «Esto va cada vez de mal en peor», enfatizó, señalando que, aunque múltiples administraciones han descuidado este aspecto, el actual gobierno no ha hecho lo suficiente para revertir la tendencia.

Detalló cómo una sucesión de fallas en al menos nueve centrales de generación eléctrica entre las 16:00 y 19:00 horas del pasado martes colapsó el sistema de interconexión, dejando un margen de reserva operativa de apenas el 3%. Advirtió que esta situación podría repetirse, con consecuencias potencialmente catastróficas para el país.

Llamas Esparza explicó que, según las notas del Centro Nacional de Control de Energía, se declaró un estado operativo de alerta cuando la reserva operativa cayó por debajo del 6%, y posteriormente se declaró un estado de emergencia cuando descendió al 3%. Estos sucesos reflejan la precaria situación del sistema eléctrico nacional.

El experto resaltó que la falta de mantenimiento e inversión en la infraestructura eléctrica es la principal causa de estos problemas y advirtió que la situación podría empeorar en el futuro. Ante la inevitabilidad de futuros apagones, instó a la población a prepararse con sistemas de emergencia y a promover el uso de energías renovables con almacenamiento en bancos de baterías para garantizar una mayor estabilidad en el suministro eléctrico.