Tras la implementación por segunda semana consecutiva del Indicador Estatal COVID, el cual presenta a la mayor parte de la entidad en semáforo rosa, es decir con alto riesgo de contagio, deja claro que se enfrenta todavía un momento difícil ante la pandemia, por lo que se tendrá que recurrir a medidas más estrictas e insistir en la colaboración de la ciudadanía.
De acuerdo al informe técnico de las últimas 24 horas, presentado por la Secretaría de Salud, se registraron 11 decesos más, de manera que de abril a la fecha, han sido ya 1,076 personas que han perdido la batalla ante el coronavirus; además resultaron 68 nuevos casos positivos en la prueba que se les realizó, de manera que el histórico de marzo a la fecha son 11 mil 365 contagiados, entre los cuales 9 mil 230 han superado la enfermedad.
Ante esta situación, el mandatario Martín Orozco aseguró que de continuar las cosas como hasta ahora, sin reducir el índice de contagios y mortalidad, se tendrán que tomar medidas más estrictas e inclusive, de seguir como hasta ahora podría pensarse en cerrar determinadas actividades.
PELIGROSA CERCANÍA. Se ha insistido en la necesidad de reducir la movilidad social y las reuniones que generen aglomeración de personas, en lo que generalmente recurre la población joven, pero que al tener cercanía con adultos mayores, los ponen en alto riesgo, pues resulta que los de edad avanzada forman parte de la cifra de más hospitalizados y fallecidos, mientras que los jóvenes son los contagiados.
GUARDIA NACIONAL. Para los próximos días, la población debe tomar en consideración que se contará con el apoyo de la Guardia Nacional y militares, que recorrerán zonas identificadas con más contagios y repartir cubrebocas, además de invitar a la población a resguardarse y atender el llamado sanitario, “necesitamos estar concientizando que no se abuse de la movilidad”.