El proyecto de construcción de un Libramiento Oriente para la ciudad se encuentra en análisis para concretar su factibilidad, señaló el presidente estatal de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Arentsen Dávila Ramírez.
Indicó que se están revisando aspectos como la liberación del derecho de vía y la viabilidad de cobro por su uso, tomando en consideración el estudio financiero de la obra. Esto, de acuerdo con las pláticas que se han mantenido con la secretaria de Obras Públicas del Estado, Carolina López López.
El dirigente del sector de la construcción detalló que el proyecto podría llevarse a cabo con recursos públicos exclusivamente o con la participación de inversión privada.
Subrayó la importancia de este proceso de planeación para que el proyecto se haga realidad, conforme a los requerimientos de autorización para iniciar su desarrollo.
Expuso que, de concretarse este proyecto, representaría un gran impulso para la industria de la construcción. Por ello, la gobernadora Tere Jiménez ha solicitado el apoyo de las empresas del sector en el momento que se requiera su incorporación.
“Es un proyecto al que se le debe dar viabilidad primero. Se tiene que definir si se va a concesionar y qué parte será sujeta a un posible cobro. Recordemos que así son los proyectos: primero hay que revisar cuán viables son económicamente”, agregó.
El tamaño de la inversión de una obra de esta naturaleza tendría un impacto muy positivo para los empresarios de la construcción, así como los beneficios derivados de contar con este tipo de infraestructura.
Este libramiento beneficiaría la seguridad carretera y al transporte pesado que transita por la entidad. De manera fundamental, beneficiaría a la población de la ciudad, al reducir el tráfico de unidades de carga pesada en la zona oriente, enfatizó.