El Partido Revolucionario Institucional en Aguascalientes dispone de un gasto público por la cantidad de dos millones 900 mil pesos para financiar a las once campañas políticas de las presidencias municipales del estado, aunque se tiene un tope por diez millones de pesos tan solo en el Ayuntamiento de la capital, de acuerdo a la normatividad electoral.
Enrique Juárez Ramírez, presidente del PRI, detalló que se trabaja en la gestión de mayores recursos públicos a través del Comité Ejecutivo Nacional para incrementar el gasto, así como el acercamiento que se tenga con particulares para captar financiamiento privado, aportaciones de militantes y simpatizantes, todo con base en las disposiciones legales.
Señaló que difícilmente se excederán este proceso electoral 2019 los topes de campaña, pero todo dependerá del trabajo que realicen sus candidatos y sus simpatizantes o patrocinadores y lo máximo que pudieran conseguir serían tres millones de pesos más.
Aunque el Municipio capital cuenta con un gasto de campaña de hasta 10 millones de pesos, el PRI sólo tiene 2.9 mdp para canalizar a los once ayuntamientos. Tras la debacle electoral del año anterior, se comenzó a trabajar en la renovación interna del partido que ahora es un hecho en Aguascalientes y actualmente se han quedado los verdaderos priistas con entusiasmo y con la necesidad de triunfo, y aquellos que ayudaban a perder elecciones se han movido a Morena o en el PAN.
Dijo que la estructura del PRI es asediada y que quiere ser comprada por otros por el voto duro que representa, empero ahora se espera que los siete candidatos a presidentes municipales de Aguascalientes, Calvillo, San Francisco de los Romo, Rincón de Romos, Asientos y Pabellón de Arteaga, que han iniciado sus campañas políticas, tienen expectativas de triunfo.
Ahora los propios militantes son los que están trabajando, representando y que son los líderes de sus propias comunidades, por eso el PRI se encuentra contento con su plantilla de candidatos, por lo que se dará la pelea para ganar muchos municipios en este año electoral.
Aclaró que el proceso de refrendo y afiliación al PRI se acabará hasta el mes de julio próximo, cuando se inició esta etapa se tenía un padrón de 96 mil registros y por lo pronto se trabaja a través de los comités municipales y con el proceso electoral para dar de baja a todos aquellos que no hagan su refrendo. Todo esto de cara a la renovación de la dirigencia nacional de este partido confiable y democrático.