El comercio establecido de Aguascalientes registró una intensa movilidad durante los primeros seis meses del año, como resultado de la búsqueda de espacios con rentas más baratas, como una forma de ahorrar y seguir sobreviviendo especialmente en temporadas bajas.

Así lo reportó el presidente de Canaco Aguascalientes, Rubén Berumen de la Cerda, al referir que por fortuna, y contra todos los pronósticos de inicio de año, ha sido mínimo el cierre de negocios en la entidad en ese lapso.

Lo que sí se registró, dijo, fue una búsqueda constante de locales adecuadamente ubicados, pero con rentas más bajas para el traslado de negocios en aras de economizar lo más posible.

Este tipo de medidas parece haber dado resultados, pues los dueños de los negocios encontraron una forma de ahorrar cantidades aceptables en el alquiler y generaron además nuevos nichos de mercado en los puntos en los que se reinstalaron.

En ese sentido, consideró que fue una forma de sobrevivir y así se percibe cuando se reporta un mínimo de cierre de negocios en la ciudad; si bien no hubo crecimiento en el sector comercio y de servicios, por lo menos se mantuvo estable en el primer semestre, agregó.

En relación a las ventas, reconoció que el cierre del ciclo escolar dinamiza algunos ramos relacionados con las graduaciones como son salones de fiestas, banquetes, ropa, calzado, agencias de viajes, estéticas, entre otras.

Se trata de una derrama que si bien es focalizada, repercute positivamente en el sector a través de diversos giros comerciales con resultados muy positivos para mantenerlos estables y con posibilidad de cumplir sus compromisos con trabajadores y proveedores.

El mes que entra la derrama también se focaliza, pero esta vez en lo que tiene que ver con el inicio de clases, es más grande y por supuesto dinamiza considerablemente al sector comercio y de prestadores de servicios en la entidad.