El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Promoción y Desarrollo de Vivienda en Aguascalientes, Axel Espinosa Teubel, lamentó que los trámites municipales para la concreción de proyectos de inversión en el ramo, sigan constituyendo un “cuello de botella” pese a las inversiones importantes que hay.

“Son más de tres mil millones de pesos los que cada año invierte la industria de la vivienda en el estado porque hay necesidad y, por lo tanto, demanda de vivienda, sin embargo, no hay normas que agilicen la ruta crítica, ni tampoco vocación de servicio en los funcionarios responsables de las áreas”, agregó.

Aseguró que la experiencia que los desarrolladores de vivienda están teniendo con el gobierno de la ciudad a casi un año del inicio de la administración y de la solicitud de revisión de códigos y procedimientos, es peor que nunca.

Especialmente en la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Aguascalientes (CCAPAMA), así como en Desarrollo Urbano, donde un trámite que podría estar listo en un mes, tarda hasta 3 meses en resolverse.

Eso significa que corren dos meses de retraso para la aplicación y derrama de capitales importantes que serán destinados a la construcción de uno de los satisfactores más importantes y principal patrimonio de las familias como es su vivienda.

Este es un negocio lícito, formal, con visión social, pero además constituye una importante derrama de recursos para una serie de proveedores y prestadores de servicios en torno a la industria de la vivienda y todo se tarda.

En ese sentido, Espinosa Teubel recordó que hace años era referencia en el contexto nacional como uno de los sitios del país donde los trámites eran rápidos y eficientes, y en cambio hoy en día estamos muy lejos de lo que sucede en otros estados y municipios.

La industria de la vivienda ejerce cada año 3 mil millones de pesos, es nacional y a pesar de ello recibe toda clase de obstáculos para la gestión, y ante observaciones en ese sentido solamente hay oídos sordos, concluyó.