La Noticia:

La tensión entre dos viejos rivales en Medio Oriente alcanzó este fin de semana el punto más álgido cuando, por primera vez en la historia, Irán atacó directamente a Israel… (bbc.com).

Comentario:

Irán lanzó un ataque con drones y misiles contra territorio israelí, medio advertido ya que había prometido represalias por un ataque a su consulado en Damasco, capital de Siria, en el que murieron siete miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán, incluidos dos generales. ¿Qué antecedentes hay entre estos dos países? ¿Se espera una respuesta de Israel?

Haciendo un poco de historia recordemos que el moderno estado de Israel fue fundado en 1948. Curiosamente, en los primeros años y hasta 1979, Irán fue amigable. Cabe mencionar que en ese tiempo Irán era un reino aliado de los Estados Unidos. Fue justo en el 1979 cuando una revolución destronó al gobernante e Irán se convirtió en una república islámica guiada por líderes religiosos. Uno de los principios de la nueva república fue antagonizar tanto a Estados Unidos como a Israel.

Desde entonces Irán es enemigo de Israel y considera su deber acabar con el judaísmo. Para ello, sabiendo que atacar directamente a Israel significaba obtener respuesta también de Estados Unidos, prefirió una estrategia de guerra proxi. Esto es cuando se usa como medio a terceras partes para buscar atacar a un país. Irán encontró en el grupo Hamás, en Gaza, el grupo Hezbolá, en el Líbano y a la milicia Hutí, en Yemen, a aliados dispuestos a hacer daño a Israel.

Sí han existido enfrentamientos más directos entre Irán e Israel, pero nunca se han confesado. Israel ha asesinado a científicos nucleares israelíes, así como ha atacado instalaciones donde, supuestamente, Irán busca completar armamento nuclear. Incluido el ataque al consulado iraní en Siria, Israel no ha dicho que está detrás, aunque todos lo dan como un hecho. Irán atacó la embajada de Israel en Buenos Aires, también sin admitirlo.

Que sea la primera vez que abiertamente Irán manda un ataque contra Israel, es de provocar temor de un escalamiento. Irán no provocó mayores daños: avisó y mandó drones y misiles fáciles de interceptar por el domo de hierro de Israel. Quizá sólo deseaba establecer su molestia por el ataque a su embajada y atraer la atención mundial en contra de Israel y la guerra contra Hamás.

¿Cómo será la respuesta de Israel? Nadie duda que existirá, por mucho que diplomáticos alrededor del mundo pidan calma. La duda es cómo. Algunos expertos consideran que quizás Israel se enfoque en atacar instalaciones donde se pueda estar desarrollando el programa nuclear iraní. Tiene sentido porque el mayor temor de Israel, y del mundo, es una guerra con armas nucleares involucradas. Se dice que Irán está a meses de poseer material nuclear enriquecido a nivel de funcionar en armas atómicas. Aunque no es oficial, ya Israel posee la bomba atómica. Nadie desea verlas en acción.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com