De nueva cuenta, los proyectos de fabricantes y comerciantes instalados en Plaza Vestir están en “la cuerda floja”, pues las ventas decembrinas serían la esperanza para la recuperación de sus ventas, lo que no se tuvo, pues éstas fueron limitadas.

Locatarios del lugar, expresaron que si bien han enfrentado dificultades en los últimos años, éste ha sido el más difícil, de ahí que varios de los establecimientos se mantuvieron con puertas cerradas la mayor parte de las últimas dos temporadas, otros lograron abrir por menos horas, sin embargo, ha sido difícil la atracción de clientes, comentaron.

De distintas formas y promociones se han esforzado por atraer clientela pero, está claro que la gente se ha concentrado en otras plazas comerciales o bien, tienen otras prioridades, “en general hemos estado con pocos clientes, los pasillos lucen vacíos, casi desde que inició la pandemia”, refirió una de las empleadas de una tienda de ropa.

Aunque reconocieron que este mes ha sido el mejor de todo el año, resulta que sus ventas apenas fueron de alrededor del 40% de lo que se llegó a tener en diciembre de 2019, esto hará que los inventarios se mantengan y tratar de venderlos en el 2021.

Empresarios instalados en Plaza Vestir dijeron temer al nuevo posible confinamiento que se pudiera dar una vez que inicie el año, pues al ser una actividad económica no esencial, tal vez tendrían que volver a cerrar y de esta manera la mercancía podría quedarse intacta lo que resta de la temporada invernal.

De la misma manera comentaron que en otros tiempos, eran los turistas y visitantes de zonas aledañas los que le daban vida a esta plaza comercial que ha logrado mantener su identidad por tener blancos y colchas fabricados en esta entidad con excelente calidad, de ahí que muchos llegan a surtirse incluso para revender en otras partes del país, pero en esta ocasión, también se vieron ausentes, pues los clientes que mayormente tuvieron en este diciembre fueron principalmente locales.

Han considerado una burla que la Guardia Sanitaria ha realizado operativos en la plaza para pedir a los locatarios que cumplan con las disposiciones de tener menos del 50% de aforo en sus locales, “ojalá llegara gente a amontonarse para tener que tomar medidas, pero eso no ha ocurrido, al menos no en Plaza Vestir” que ha logrado sobrevivir a pesar de las adversidades económicas y de salud, insistieron varios locatarios.

 

¡Participa con tu opinión!