Oportunas, necesarias y obligadas son las medidas anunciadas por el gobernador Martín Orozco Sandoval, tendientes a bajar el índice de contagios por COVID-19 entre la población, calificó el Colegio de Médicos Cirujanos de Aguascalientes en voz de su presidente, Roberto Velasco Hirschberg.

El especialista señaló que a últimas fechas ha aumentado de manera alarmante el número de contagios y muertes en Aguascalientes por COVID-19 y desafortunadamente la población no entiende los riesgos que este virus representa y aunque si bien los hospitales del estado tienen muchas camas, las que son expresamente para atender el coronavirus no sirven como tal, ya que se necesita también de personal médico, equipo y medicamentos el cual es el mismo y se puede volver insuficiente ante la creciente demanda. “Entonces antes que nos rebase esto, es una buena medida la anunciada por el Ejecutivo del Estado”.

Reconoció que si bien a partir de hoy se van a tomar medidas coercitivas donde intervendrá la fuerza pública al exhortar a la gente a que se ponga el cubrebocas en todos lados, ello es importante para hacerla entender ante su necedad de no acatar las medidas sanitarias. “Yo he visto a la gente en general que anda como si nada y no es poca. Están viendo que a todos se nos ha muerto un amigo, un conocido, a muchos incluso hasta un familiar y aún así no hay conciencia, esto no es una broma”.

Al referirse al esquema de vacunación de prueba en Aguascalientes que inició la semana pasada, Velasco Hirschberg destacó que en el estado se tiene que completar a un universo de mil personas voluntarias y a la fecha van alrededor de 500, de ahí que hizo votos porque pronto salga la vacuna. “Vamos a esperar a que se difunda y se aplique y eso va a ser la solución”.