A favor de la reforma a la Ley de Educación aprobada recientemente por los diputados del Congreso del Estado, se pronunció el Frente Nacional por la Familia. Su coordinador, Carlos García Villanueva, consideró acertado que los padres influyan en la formación de sus hijos y no sea el Estado el que intente inculcar ideologías.

El activista social se congratuló por que se haya quitado el concepto de género en la Ley de Educación y que se haya incluido la Educación Afectiva, la cual es muy importante ante la actual cultura de la muerte que vive la sociedad hoy en día. Adicionalmente, consideró acertado que los padres de familia ahora van a poder influir en la educación de los hijos, sin que se permita que el Estado defina lo que le van a enseñar a los niños desde el punto de vista del amor, “porque la educación del Estado como está actualmente, lo que promueve es pervertir o fomentar todas esas homosexualidades o esas ideas de género, esa no es educación sexual, esa es perversión sexual”.

Reiteró que el Frente Nacional por la Familia está totalmente de acuerdo en que debe haber educación sexual, la cual sea adecuada, sin ideologías y verdaderamente con un enfoque científico y gradualmente según la edad de los niños. “No van a hablar a un niño de 5 o 6 años del transexualismo, lo cual es una aberración, ya de grandes que ellos definan lo que quieran ser, pero no pueden fomentarse este tipo de cosas desde niños porque es pervertirlos o deformarlos”.

Ante la opinión de colectivos y asociaciones feministas que están en contra de dicha reforma por eliminar el género, García Villanueva recordó que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no habla de este principio, sino de respetar todo los derechos humanos y valores humanos en general de todas las personas.