El sector restaurantero, representado por el presidente de la CANIRAC, Claudio Innes Peniche, sostuvo una reunión con el secretario del Ayuntamiento, Jaime Beltrán Martínez y el director de Regulación Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez, para revisar la posibilidad de reapertura de los restaurantes en la ciudad capital.

Se plantea que los restaurantes puedan abrir trabajando al 50 por ciento de su capacidad de atención, implementando además tomas de temperatura a los clientes, disposición de gel antibacterial, además de que a la entrada de cada establecimiento se deberá de contar con un tapete sanitizador, entre otras medidas.

La reapertura sería única y exclusivamente para restaurantes, no así bares o centros nocturnos.

Hasta el momento no se estableció una fecha específica para ello, pero los empresarios esperan que se realice a la mayor brevedad posible, una vez establecidos los mecanismos por parte de la autoridad municipal y de salud.