Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los cuatro nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) manifestaron ayer su disposición a aceptar un salario menor al del Presidente de la República.
Uuc-kib Espaldas aseguró que aunque luego padece “crisis franciscanas”, puede vivir con un sueldo moderado, como el de investigador en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
“No tuve ningún inconveniente, y lo digo con claridad, en aceptar el compromiso de tener un sueldo por debajo del Presidente. No voy a impugnar ni a criticar la manera en que los consejeros actuales hayan decidido”, indicó.
Por su parte, Norma Irene de la Cruz y Carla Astrid Humphrey aseguraron que hay una ley de salarios a la que habrán de ajustarse.
“No es un tema que compete a los consejeros, es un tema del legislativo, los diputados fijan cuáles son las remuneraciones y me mantendré apegada a la legalidad”, apuntó.
Martín Faz Mora aseguró que aun percibiendo un salario mayor que como consejero estatal, estaría por debajo del Presidente.
“Estoy dispuesto a ganar menos que el Presidente y no me voy a amparar para no hacerlo ni nada que se les parezca, más allá de lo que diga la Suprema Corte, yo no tengo ningún empacho”, dijo.

Piden no ofenderse
Los nuevos consejeros aseguraron que el Presidente está en su derecho de criticar al organismo electoral y ser guardián de la elección, por lo que pidieron no sentirse ofendidos.
Faz indicó que si el mandatario pide modificar la ley para quitarle alguna facultad al INE o asegura que alguna actividad ahora la realizará Gobernación, eso sí sería una intromisión o violación a la autonomía.
Sin embargo, una declaración, una crítica o afirmar que vigilará la elección, dijo, es bienvenida.
“El INE tiene muchos observadores, lo vigilan todos, hay que vigilar al INE, y no tenemos que ponernos ofendidos porque se nos vigile, y hay que distinguir, si un día sale que se le quite al INE una atribución, sí es intromisión indebida, pero eso no va a ocurrir, la autonomía del INE va a seguir”, dijo.
Carla Humphrey consideró que el Presidente puede emitir su opinión sobre el trabajo del INE, pero la legislación establece claramente cuáles son las esferas de cada uno.
“Sí tenemos que defender la autonomía, el Presidente está en todo su derecho de observar los comicios, observar y monitorear es una cosa, organizar las elecciones lo hace este organismo”, indicó.
“La invitación de vigilar los procesos es de toda la ciudadanía”, agregó Norma Irene de la Cruz.
Espadas insistió en que las declaraciones no deben verse como una invasión.
“Quienes se sienten mal con la declaración (del Presidente) les diría: tomémosle la palabra, hay una gran cantidad de cosas que un Presidente puede hacer para vigilar el desarrollo de un proceso electoral sin sustituir las facultades que por ley son únicas del INE”, agregó.