Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La economía mexicana caerá hasta 12 por ciento este año y su recuperación será lenta, por lo que se necesitan apoyos directos para las personas que han perdido su desempleo por los efectos del Covid-19, consideró BBVA.
“Más que nunca se requieren apoyos económicos mediante transferencias directas a los ciudadanos que han perdido su empleo formal o a los trabajadores informales que han visto fuertemente mermado su ingreso”, señaló en un análisis económico.
La institución financiera indicó que la incertidumbre asociada al impacto económico de la pandemia y al periodo de tiempo que durarán las medidas de distanciamiento social han propiciado que su pronóstico para el producto interno bruto (PIB) del país esté sesgado a la baja.
“En otras palabras, a pesar de que en un principio nuestro pronóstico de crecimiento del PIB en 2020 era -7 por ciento (escenario base), ahora situamos dicho crecimiento cerca del límite inferior de -12 por ciento”, explicó.
La recuperación prevista para el PIB después del efecto de la pandemia por Covid-19, planteó, muestra que no sería en forma de “V” ni de “U”, sino que se asemejaría más al símbolo de una raíz cuadrada.
“Estimamos que dicho efecto sobre el PIB del segundo trimestre de 2020 será de -10.8 y -16.0 por ciento respecto al primer trimestre del año bajo nuestros escenarios base y adverso, respectivamente”, detalló.
BBVA estimó que México será una de las economías emergentes más afectadas porque las medidas de confinamiento social dependerán del semáforo de cada entidad federativa, por lo que la apertura económica nacional será escalonada.
También enlistó entre las razones que es una economía relativamente más abierta, lo cual la hace más vulnerable a choques de demanda externa, y un relativo bajo crecimiento promedio en los últimos años, complicado por un nuevo entorno político nacional que frena la inversión privada.

¡Participa con tu opinión!