Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El PRI presentó ayer lineamientos de su proyecto de reforma electoral.
En conferencia en la sede nacional del tricolor, el diputado federal Rubén Moreira dijo que la iniciativa busca una democracia más representativa, más ciudadana y más barata.
Planteó reducir de 500 a 300 el número de diputados, de los cuales 150 serían de mayoría relativa y un número similar de representación proporcional.
También sugiere limitar la sobrerrepresentación en el Congreso, para evitar mayorías artificiales.
El coordinador de la bancada priista señaló que la reducción de diputaciones implicaría menos Juntas Distritales, lo que generaría ahorros por alrededor de mil 730 millones de pesos.
A tono con la propuesta del PAN, el tricolor plantea también una segunda vuelta en elecciones presidenciales.
Sobre la Vicepresidencia de la República, expuso que iría en fórmula con el candidato presidencial.
Esta figura, dijo, permitiría desahogar asuntos de política interior, ya que actualmente éste es jefe del Estado mexicano y de Gobierno, lo que genera tensiones internacionales.
«Además, con la incorporación de esta figura damos certidumbre al proceso de sustitución del Presidente en caso de falta absoluta, un tema que en algún momento pueda hacer crisis en México y las consecuencias serían terribles», advirtió.
El PRI propuso también reducir de manera paulatina en los próximos tres años hasta el 30 por ciento el financiamiento público de los partidos políticos y sustituir esos recursos mediante financiamiento privado.
Con el propósito de fortalecer al INE y al Tribunal Electoral, la iniciativa establece «la nacionalización plena de los comicios federales y locales».
Con ello, explicó Moreira, los Oples desaparecerían y el INE organzzaría comicios federales y locales.
Además, detalló, se plantearía en la Constitución una fórmula de cálculo fijo del presupuesto del INE y del Trife, el cual no podría ser alterado por la Cámara de Diputados.
Para el nombramiento de consejeros electorales, afirmó, se mantendría el proceso actual de convocatoria, registro y evaluación de los aspirantes, pero se sustituirá la elección final que realizan los partidos políticos por un método de insaculación.
Para fortalecer la autonomía y eficiencia de la justicia electoral, agregó, sugieren reconocer en la Constitución un Sistema Integral de Justicia Electoral y la desaparición de los Tribunales Electorales estatales, a fin de contar con una sola justicia electoral nacional.
Otra propuesta es el combate frontal a la injerencia del crimen organizado en los procesos electorales a través de la creación de un Sistema Nacional de Protección Electoral dentro del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Este Sistema, agregó, contará con un consejo integrado por el Gabinete de Seguridad, autoridades fiscales, la Fiscalía General de la República, el INE y los Gobernadores.
La iniciativa del tricolor plantea ademas la instalación del voto electrónico en modalidad de urna electrónica, así como promover mayor libertad de expresión durante las campañas.

¡Participa con tu opinión!