Laura Elena Rivera Manzanares
El Heraldo

En espera de que Aguascalientes pronto pase al semáforo verde en cuanto a seguridad sanitaria y se avance en la vacunación de los trabajadores de la educación, de los sectores público y privado, se está preparando todo para que de ser posible, sea en la segunda quincena de mayo cuando se pueda volver a las escuelas de manera paulatina y cumpliendo ciertos protocolos en los que se trabajará de la mano con el Sindicato de Maestros y el Instituto de Educación.
El gobernador Martín Orozco Sandoval resaltó que por lo pronto se tiene ya el biológico dirigido al personal docente y la fecha de vacunación, que será la próxima semana, y será en ese mismo lapso en que la inoculación esté completa.
TRES “V”. El regreso a clases presenciales se ha dicho, cumplirá con las tres “V”, es decir, que el semáforo sanitario esté en verde, que el personal esté vacunado y que sea voluntario; no obstante, se debe aclarar que el tema de voluntad es de parte de los padres de familia, que decidan si llevan o no a sus hijos a los planteles o que sigan con su preparación a distancia, pero los que sí deberán volver al salón, son los maestros, que ya estarían vacunados y se cumpliría con el semáforo.
LARGA ESPERA. Se debe tener claro que en la parte educativa se tiene ya un rezago importante, pues el cierre del ciclo anterior se dio en línea y prácticamente todo éste ha seguido a distancia, lo que dejará un hueco importante ante la falta de continuidad al progreso que se tenía en la parte educativa.
Así sea que quede un mes o mes y medio de clases en aula, sería importante hacerlo, pues justo antes que termine el ciclo escolar, permitiría regularizar a los alumnos y que para el mes de agosto, para el inicio de otro periodo educativo el posible rezago de los estudiantes sea menor, pero aun así, “tendremos el termómetro de cómo quedaron los niños y adolescentes, después de más de un año alejados de las aulas”.
QUE QUEDE CLARO. Orozco Sandoval, dijo tener la certeza que los maestros tendrán la voluntad de volver a las aulas, y reiteró que el asunto de que sea voluntario hacerlo, cuando el semáforo esté en verde y estén vacunados, no es aplicable para el gremio magisterial, sino para que los papás decidan si envían o no a sus hijos.

“Ellos -los maestros- saben de la necesidad que hay de regresar, y la necesidad del niño en la parte académica y emocional. Hay maestros que también me lo han externado, les urge volver, hay otros que no, pero aquí no es un tema de a quién no le urge o a quién sí, sino la gran necesidad que hay y la responsabilidad que se tiene como docente, ante un rezago que se está dando inevitablemente por causa de la pandemia…” Martín Orozco Sandoval, gobernador