Iván Sosa
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El vaso del Lago de Texcoco, en donde intentó construirse el Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México, será un sistema de áreas verdes más grande que Chapultepec, plantea el proyecto de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).
«Se reforzará el sistema de áreas verdes de la metrópoli, será el de mayor tamaño, muy por encima de Chapultepec», anota el documento.
El polígono completo de la Zona Federal del Lago de Texcoco tiene 12 mil 054 hectáreas y es 17 veces mayor a las 678 hectáreas de Chapultepec, sin considerar la Cuarta Sección con 100 hectáreas por agregar, indica el plan de Conagua.
El área en donde yacen las obras de lo que iba a ser la terminal aérea y las pistas de aterrizaje, situada al centro de la zona federal, será el principal parque público del Proyecto Ecológico Lago de Texcoco, detalla el plan.
«La superficie considerada para eventos públicos corresponde a la zona Jorge Cruickshank (polígono ex NAICM), será un espacio bardeado, propuesto para eventos públicos, festivales, espectáculos, cine al aire libre, visitas al vivero, conciertos, patinaje, caminatas, carreras, observación de flora y fauna», apunta.
La zona Cruickshank, llamada así por el ingeniero que con Nabor Carrillo trató de rescatar el Lago de Texcoco años antes de ser destinado al aeropuerto, tiene 3 mil 900 hectáreas y aprovechará parte de la terminal y las pistas iniciadas para adecuarlas como parques.
Debido a la salinidad del suelo y la abundancia de canales de aguas negras a través de los cuales es desalojado el drenaje de Ciudad de México, expone que serán diseñados humedales para depurar los caudales residuales y producir agua destinada al riego de las áreas verdes por desarrollar.