Staff
Agencia Reforma

PUEBLA, Puebla.- Un grupo armado levantó a 11 elementos de la Policía Estatal destacamentados en la sierra norte de Puebla y tras 24 horas los dejó en libertad, después de golpearlos y robar sus armas de cargo y un par de patrullas.

Los delincuentes emboscaron, sometieron y privaron de su libertad a los uniformados el sábado en la Junta Auxiliar de Necaxa, en el Municipio de Juan Galindo, reportaron autoridades locales.

Los agentes circulaban en esa comunidad serrana, sobre la Calle Aquiles Serdán, cuando quedaron atrapados por diferentes vehículos, según informes preliminares, por lo que no pudieron salir ni enfrentar al grupo.

De acuerdo con el reporte municipal, los policías viajaban a bordo de dos patrullas de la corporación, y entre ellos estaba el comandante Benigno Valencia, de la base de Xicotepec de Juárez.

Los sujetos, se informó, emboscaron a los elementos, los bajaron de dos vehículos y, posteriormente, según imágenes en redes sociales, los sometieron al obligarlos a arrodillarse.

También los encañonaron con armas largas y los subieron en camionetas de lujo para luego llevárselos sin que se conociera su paradero hasta la tarde de este domingo, cuando fueron liberados.

Los agentes fueron puestos en libertad en una camino rural alterno a la carretera federal México-Tuxpan, una de las vialidades más utilizadas por grupos criminales en las regiones del norte de Puebla y Veracruz.

La Junta Auxiliar de Necaxa se ubica a dos horas de la ciudad de Puebla y es considerada una localidad de ecoturismo en la sierra norte, junto con Tenango, Municipio de Huauchinango, y Xicotepec de Juárez, catalogado como pueblo mágico.

Es una zona de influencia del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), que actualmente opera la hidroeléctrica de Necaxa en asociación con una empresa de origen portugués.

En los Municipios de Juan Galindo, Huauchinango, Xicotepec de Juárez, Venustiano Carranza y Francisco Z. Mena, grupos delincuenciales se dedican al trasiego de drogas, pero también al robo de combustible de ductos de Pemex.

Además, proliferan bandas que practican secuestro y extorsión, debido a que en la zona hay alta presencia de representantes y trabajadores de filiales de compañías petroleras.

Estos hechos ocurrieron un día después de que en la comunidad de San Lorenzo Chachapa, Municipio de Amozoc, pobladores hallaron ocho cuerpos, algunos desmembrados, quemados y en estado de descomposición.