Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el Poder Judicial no tiene buena fama y llamó a jueces a evitar excesos asumiendo un manejo austero de los recursos.

“Que el Poder Judicial en este caso defina su política administrativa y se tome en cuenta tanto el combate a la corrupción como la necesidad de que haya un manejo austero de los recursos del presupuesto. Creo que el Consejo de la Judicatura puede llevar a cabo esta acción, ellos pueden emitir un ordenamiento al interior del Poder Judicial para evitar excesos”, comentó respecto a que los impartidores de justicia siguen ganando más que el Presidente.

“Hay integrantes del Poder Judicial honorables, como en todas las instituciones, hay gente honesta, íntegra, recta, tanto en el Consejo de la Judicatura y todo el Poder Judicial, tampoco se puede generalizar, pero ellos tienen que salir para renovar al Poder Judicial, porque no tienen buena fama. O sea, en el pueblo no tienen aceptación o plena aceptación o mediana aceptación”.

En conferencia en Palacio Nacional, el Mandatario federal mencionó que la austeridad debería ser aplicada en todos los Poderes para terminar así con los altos sueldos.

“Bueno, yo pienso que debe de aplicarse en todos los Poderes. Tiene que ser una política de Estado el manejo austero de los fondos de los recursos del presupuesto público, tiene que haber una política de Estado y no puede haber excesos, no pueden haber sueldos elevadísimos de los altos funcionarios, tiene que haber austeridad.

“Ya se tiene una ley de austeridad, ya se hizo una reforma a la Constitución con ese propósito; sin embargo, se han amparado algunos funcionarios”, dijo.

López Obrador espera que con el tiempo la austeridad sea aplicada en su totalidad con el fin de liberar fondos para las necesidades de la población.

“Ojalá y esto cambie, que no se tenga que volver a presentar otra iniciativa de reforma constitucional y que cada Poder haga su aportación, que se asuma como una política para el desarrollo del País, para el bienestar del pueblo, la política de austeridad, porque esto permite liberar fondos a las necesidades más apremiantes que se tienen. No puede haber Gobierno rico con pueblo pobre”, finalizó.